Blogia
bambolia

Volver o Cómo columpiarse gracias al nombre

La semana pasada vi la última película de Almodóvar. Se me pasó en su momento y hasta ahora, cada vez que había ido al videoclub, estaba alquilada. No sé por dónde empezar... Bueno, sí; por lo más destacable: he sido capaz de reconocer una calle de Almagro, que ya es... La casa de las protagonistas está situada allí. El resto -lo no destacable-: todavía no me explico cómo santas narices han seleccionado a Penélope Cruz como posible ganadora del Oscar a la mejor actriz. Salvo dos o tres momentos en los que se ve que sí que se cree su papel, el resto no pasa de ser una interpretación correctita que huele demasiado a imitación barata de la inalcanzable Sofía Loren -hay planos de la artista que parecen sacados de la época del realismo italiano-. Es mucho más destacable la interpetación de Blanca Portillo. El resto del reparto femenino -casi no hay hombres, y los que hay, son secundarios... menos que secundarios diría yo- está a la altura de las circunstancias, a excepción de la niña, que no es más inexpresiva porque no puede... A los extras que salen en las secuencias del pueblo manchego se les nota a la legua gua que no son profesionales: alguna que otra mirada de reojo a la cámara y algunos palos de escoba en forma de mujeres de luto son ejemplos más que suficientes. Lo que sí que está muy conseguido es la ambientación -no demasiado difícil si se rueda en lugares cercanos al que originó la historia-.

La historia... ¡ay, la historia! No se sostiene ni con parihuelas: lo único creíble es cómo se beneficia el personaje que interpreta Carmen Maura de las creencias esotéricas de la gente del pueblo. Nadie se arrepiente, nadie sufre por los actos que ha cometido... se toman la justicia por su mano y Almodóvar pretende que encima aplaudamos a las protagonistas porque ellas son así, Mujeres de las de Toda la Vida: mujeres coraje, mujeres de rompe y rasga, de aquí estoy yo... Uffff, no digo más porque puede que alguno de los que pasáis por aquí no la haya visto y no es cuestión de destriparla...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Sponge -

¡Te encontré! No sé qué narices había pasado, pero cada vez que intentaba entrar en tu página me decía que no existía, hasta que la he buscado de otra forma y... ¡voilá! Qué susto, creía que te habías cansado de escribir...

Bueno, a lo que iba: yo no he visto la peli, pero a mi hermana sí que le gustó. Y eso está bien, porque ahora ya la puedo ver objetivamente al tener dos opiniones contrarias. Ya se sabe, cuando alguien te dice que una peli está genial te defrauda, porque te haces ilusiones. Así, como sé que a unos les gusta y a otros no dependo de mí solita para juzgarla. Ya te contaré cuando la vea, que ya tengo ganas.

Besotes.

Bambo -

Los hay, la mayoría, que dicen que Almodóvar es un hombre que cuenta historias de mujeres y que su universo artístico está compuesto solamente ´las mujeres y sus problemas. A mí me da la impresión de que es un planteamiento errado en parte: sí que habla de mujeres, pero con una visión maniquea y poco real. En "Hable con ella" ensalza la violación -disculpa al enfermero que se acuesta con la paciente en coma porque el pobrecito está enamorado...- y en "Volver" aplaude y dulcifica a las personas que se toman la justicia por su mano...

Ana -

Pst. Lo de la mujer temperamental y emocional y todo eso lo llevo viendo desde el principio en Almodóvar y no me gusta nada. No he visto Volver. Ni creo que lo haga.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres