Blogia
bambolia

De espaldas

El vicio de vivir sale muy caro.

Se siente y se olvida.

Se llora y se llora.

Se ríe una vez cada cien años.

Por eso muchos no ríen nunca.

No les da tiempo.

Viven noventa y nueve

y cuando van a cumplir el siglo,

Se les queda congelada la sonrisa.

4 comentarios

Bambo -

Gracias, Ana, :-D

Ana* -

Muy bello poema, Bambo. Como siempre.

Bambo -

Hola, Dulce, :-D

No, no había leido el escrito que has traido hasta aquí.

Tengo un pequeño -muy pequeño problema-: no creo en ´Dios y todo lo que viene detrás de ese personaje no me atrae demasiado, :-(

Me quedo con lo que subyace del texto: vive la vida como te plazca, sin más. Lo de las utopías... son eso: utopías. Pero lo que está claro es que es necesario, muy necesario, aceptarse como se es y dejar que la madurez mental se acomode encima de nuestros hombros, que falta sí que nos hace, sí.

Dejaría de lado todo lo que el escrito dice sobre el buen samaritano, el querer a los demás y el hacerle creer a los viejos que la muerte no es lo que es...

Ya te digo, sentimientos encontrados. Lo que sí que es cierto es que lo mejor para no desorientarse demasiado es hacer y decir lo que uno siente como necesario, sin más.

Saludetes, :-D

Dulce -

Si te gusta navegar por Internet seguro que has leído esta reflexión.

Personalmente a mi es una de las que más me gustan.

Quizá sea porque fue una de las primeras recibí por correo cuando empecé en este mundo de la "WEB"....


La Marioneta de Trapo

· Si por un instante Dios se olvidara de que soy una marioneta de trapo, y me regalara un trozo de vida, posiblemente no diría todo lo que pienso, pero, en definitiva pensaría todo lo que digo.
· Daría valor a las cosas, no por lo que valen, sino por lo que significan.· Dormiría poco y soñaría mas, entiendo que por cada minuto que cerramos los ojos, perdemos sesenta segundos de luz.
· Andaría cuando los demás se detienen, despertaría cuando los demás duermen, escucharía mientras los demás hablan, y ¡cómo disfrutaría de un buen helado de chocolate…!
· Si Dios me obsequiara un trozo de vida, vestiría sencillo, me tiraría de bruces al sol, dejando al descubierto, no solamente mi cuerpo, sino mi alma.
· Dios mío, si yo tuviera un corazón…. escribiría mi odio sobre el hielo, y esperaría a que saliera el sol.
· Pintaría con un sueño de Van Gogh sobre las estrellas un poema de Benedetti, y una canción de Serrat sería la serenata que le ofrecería a la luna.
· Regaría con mis lágrimas las rosas, para sentir el dolor de sus espinas, y el encarnado beso de sus pétalos…
· Dios mío, si yo tuviera un trozo de vida… no dejaría pasar un solo día sin decirle a la gente que quiero, que la quiero.
· Convencería a cada mujer de que ella es mi favorita y viviría enamorado del amor.
· A los hombres les probaría cuan equivocados están al pensar que dejan de enamorarse cuando envejecen, sin saber que envejecen cuando dejan de enamorarse.
· A un niño le daría alas, pero dejaría que él solo aprendiese a volar.
· A los viejos, a mis viejos, les enseñaría que la muerte no llega con la vejez sino con el olvido.

Tantas cosas he aprendido de ustedes los hombres…..
· He aprendido que todo el mundo quiere vivir en la cima de la montaña, sin saber que la verdadera felicidad esta en la forma de subir la escarpada.
· He aprendido que cuando un recién nacido aprieta con su pequeño puño por vez primera el dedo de su padre, lo tiene atrapado para siempre.
· He aprendido que un hombre únicamente tiene derecho de mirar a otro hombre hacia abajo, cuando ha de ayudarlo a levantarse.

Son tantas cosas las que he podido aprender de ustedes, pero finalmente de mucho no habrán de servir porque cuando me guarden dentro de esta maleta, infelizmente me estaré… muriendo….

Si nunca la has leído, espero que te haya gustado....


Un cariñoso saludo.