Blogia
bambolia

Rocambolesco

Hay cosas en la vida que no tienen explicación. Es más, hay cosas en la vida que sí que tienen explicación; pocas, la verdad. Las más son las que se escapan a cualquier razonamiento. Acabo de leer un reportaje sobre De Juana Chaos en El País.

No sabía que este tipejo fue ertzaina, ni sabía que su padre fue un militar del bando nacional, nacido en Burgos, condecorado tras la guerra civil; ni que su madre, hija de militar, vio la luz en una ciudad tan alejada del País Vasco como es Tetúan. Desconocía que se crió al lado de un cuartel de la Guardia Civil y que sus compañeros de juegos fueron los hijos de los que más tarde él acabó asesinando. ¿Cómo una persona, con una trayectoría en la vida tan "normal" -¿dónde está la normalidad?- puede acabar matando a 25 personas sin que le pese la conciencia?

El autor del artículo deja entrever una hipótesis que, sinceramente, a mí me huele a excusa barata y a intento de restar responsabilidad al único que la tiene, De Juana Chaos: una enigmática mujer llamada Helena fue la que torció el recto camino por el que caminaba el hijo del militar. Él se dejó arrastrar por los efluvios del sentimiento más puro y acabó siendo un muñeco en manos del interés terrorista -esto no lo dice el artículo, lo digo yo-. ¡Qué malas son las mujeres, por Dios!

Después de saber de su vida -la verdad, era y es algo que me la trae al pairo, hablando mal y pronto... ha sido el titular del texto lo que ha provocado que me parase a leerlo-, no cabe otra que pensar que los que dicen que la gente no cambia, que lo que una persona siempre ha hecho mal seguirá haciéndolo mal y viceversa, están evidentemente equivocados. Y sí, lo del bien y el mal lo digo con muchas reservas. No para este asunto, por supuesto.

Lo que resulta inaudito, asombroso y rocambolesco es que la madre de De Juana Chaos fuese atendida hasta la muerte por una viuda de un militar asesinado por ETA y que la hermana del preso esté casada con el hijo del fallecido. La vida, dicen...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Bambo -

Stephan, sinceramente, no creo que un artículo escrito en El País vaya a influir mucho en la decisión de un número determinado de jueces... como si ellos no supieran qué tienen que hacer.

A mí lo que no me ha gustado de la historia que cuenta es cómo diluye la responsabilidad de De Juana Chaos, como si cambio se debiese a una pérfida mujer, mala malosa, que le sorbió el coco y lo llevó a su terreno, como si el tipo no fuese capaz de pensar por sí solo.

De quién más habla es de la madre y su familia, de lo paradójico que resulta que, con un ambiente familiar como el suyo, De Juana haya acabado como ha acabado.

Pero bueno, cada uno puede enfadarse con lo que le plazca...

Stephan -

es un artículo absolutamente asqueroso y vergonzoso, que pretende "humanizar" a un canalla miserable y asesino. Un intento de El País, perfectamante calculado justito antes de que los jueces tengan que volverse a pronunciar sobre su sentencia. Para ayudarles a "reflexionar".
El problema no es Chaos, que todo el mundo sabe quién es, el problema es la gentuza que escribe toda esta mierda para manipular a la gente y convencerla de que Chaos es poco menos que un pobrecito equivocado e incomprendido.
Como decía Hemingway: estamos en tiempos en los que se hace necesario llevar un detector de mierda incorporado...y es que hay cosas que nunca cambian.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres