Blogia
bambolia

Proveedores de salud

Hace unos días estuve buscando información en Internet sobre un problemilla de salud que está llevando de cráneo a un familiar cercano -nada importante, pero sí molesto-. En una de las páginas en las que entré estuve bastante rato leyendo y no precisamente porque me interesase sobremanera lo que allí explicaban, sino porque en el texto se hablaba, una y otra vez, del proveedor de salud. Al principio no sabía a qué se refería eso de "proveedor de salud". Más tarde, lo supe:

"...Los proveedores primarios de servicios de salud pueden ser médicos, enfermeras o asistentes de médicos. Las enfermeras y asistentes de médicos están entrenados para realizar muchas partes de los cuidados básicos de la salud."

Lo cierto es que nunca hubiera pensado que un médico o una enfermera pudieran proveer al resto de los mortales de la salud que necesitan, como el que acude a la carnicería para que el carnicero le venda un kilo y medio de ternera para guisar. Tanto me extrañó la expresión que se me ocurrió acudir a San Google e introducirla para ver cuántas referencias era capaz de encontrar el buscador: ni una, ni dos, ni cien, ni dos mil... la friolera de 46.000, que ya son, ya... y la cosa no acaba ahí, porque luego me di cuenta de que en algunas páginas se usa como proveedor de servicios primarios de salud -30.800 referencias-.

Desconozco si es correcto o incorrecto hablar de los servicios sanitarios como "proveedores de salud". Lo que sí sé es que es una necedad en toda regla y una horterada de marca mayor. Suena a terminología de compañía de seguros. Quizás sea una mala traducción del inglés... no sé, el caso es que al paso que vamos, a las funerarias acabarán llamándolas "proveedores de muerte" o "proveedores de mortaja" que todavía suena más rocambolesco...

_______________

La fotografía que encabeza esta entrada tiene su historia: un día llegué a casa y al asomarme a la galería vi dos libros tirados en el suelo del patio de luces. Hasta ese momento lo normal había sido encontrar colillas, pinzas, papeles, restos de fruta, hojas secas... pero ¿libros? nunca. Y para mayor sorpresa, el que estaba boca arriba y facilitaba la lectura de su título era "La mortaja" de Delibes... vamos, todo un augurio de buena suerte, :-))
Un día más tarde pasó por casa la vecina del segundo piso para pedírmelos: había estado limpiando unas estanterías y dejó unos cuantos libros apoyados en el alféizar de la ventana. Como eran bastantes y colocados con premura, los dos primeros se cayeron, yendo a parar al suelo del patio de luces. Y yo que llegué a pensar que tenía algún vecino con tendencias similares a las de Carvalho, el dectective de Vázquez Montalbán, pero sin la vertiente pirómana...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Bambo -

Sponge, antes lo dices y antes te llaman... Espero que ya estés mejor. Ahora ya sabes seguro que más dolores por culpa de tu vesícula ya no vas a tener... Siempre hay que verle el lado bueno a las cosas. Nada que perdonar, oyesssss, :-))

Un besote grande, muy grande. Y aprovecha ahora para que te mimen más de lo que suela ser habitual, que nunca viene mal.

Sponge -

Esto, perdón, que a estas horas ya estoy empaná...

Sponge -

Y digo yo, a ésto ¿cómo se le llamaría? ¿Déme usté kilo y cuarto de "nunca más los joíos cólicos biliares"?

Sponge -

Pues ná, dicho y hecho, ya he pasao por la chichorrería. Ahora tengo una vesícula menos. En fin, qué vida ésta...

Sponge -

Sí, todo bien. Las peques con catarrillo, bronquitis, etc. Lo normal, vamos. Y yo que estoy como tú el año pasado, esperando a que me llamen del hospital, que me huelo que va a caer pronto...(no es nada grave, la vesícula, que le da por fastidiar). En fin, que no sé si voy a tener tanta suerte como tú y que me dejen pa después de las fiestas. Aún así en un par de semanillas estoy lista. Ya te iré contando.

Tú estás bien, espero. Besotes.

Bambo -

¿Verdad que suena a comprar y vender? ¿Cómo se puede proveer de salud? ¿Regalándola a capazos? ¿Tan complicado es hablar de médicos, enfermeras o especialistas? No sé... si ya existe una manera de llamarlos ¿a qué viene lo de cambiarlo por esta nueva expresión? Nada, nada... son preguntas al aire... es que tiene tela el asunto...

¿Todo bien? Espero que sí, :-))

Sponge -

Hola, hola.

Pues no lo había oído nunca, lo de proveedor de salud, pero es verdad que suena raro. A mí me gusta más lo de personal sanitario, o profesionales de la salud, porque lo de proveedor suena a comprar y vender, como si la salud fuese mercancía: "Buenos días, déme dos kilos y medio de 'líbrese usted del cáncer,' que viene mi padre a comer y está operado de cáncer de pulmón." O, "Huy, que me estoy quedando sin 'corazón a tope.' Voy a tener que bajar al centro de salud a comprar un par de frascos..."

Ciertamente, rocambolesco.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres